Citroën inicia su etapa de electrificación en Chile con la llegada de la nueva ë-Berlingo

El Citroën Berlingo es un ícono dentro del segmento de vehículos comerciales, y esta tercera generación es una referencia en versatilidad, confiabilidad y seguridad. Pero los nuevos tiempos, necesidades y exigencias obligan a evolucionar hacia una tecnología de futuro, y es así como ahora arriba a Chile el nuevo Citroën ë-Berlingo, la respuesta más conveniente a las necesidades de movilidad eléctrica de las empresas.

 

El Citroën ë-Berlingo 100% eléctrico mantiene los atributos que hacer de Berlingo una referencia entre los vehículos polivalentes, y a eso se añade lo que Citroën ha llamado los “cinco ceros”: cero emisiones, cero ruidos, cero vibraciones, cero sacrificios y cero estrés de manejo.

 

El Citroën ë-Berlingo se ofrece en Chile en tamaño M, con 4,40 metros de largo y 2,78 metros entre los ejes. Cuenta con una zona de carga plana (con seis anillas para sujeción de carga) separada de la cabina por una mampara sólida, y cuenta con 3,8 metros cúbicos de volumen, con el resultado de una carga útil que alcanza los 803 kilos, pudiendo remolcar hasta 750 kilos. 

 

La ë-Berlingo se ofrecerá con cabina Extenso, con capacidad para tres personas, y con la plaza central más ancha que puede transformarse en una mesa de escritorio. El asiento lateral del pasajero es escamoteable para ofrecer, gracias a una trampilla en la mampara, una longitud de carga óptima de 3,05 metros de largo.

 

El ë-Berlingo emplea un motor eléctrico de 100 kW o 136 Hp de potencia y 260 Nm de par. Un rango de prestaciones generoso asociado a una batería de iones de litio de 50 kWh, con la que la autonomía alcanza los 405 km en la ciudad o los 275 km en ciclo combinado (ambas mediciones WLTP). 

 

Una cifra más que suficiente para cubrir las necesidades diarias de todo tipo de empresas, y cargar el vehículo por la noche, cuando no se utiliza y la electricidad es más barata. Otra de sus grandes ventajas es su menor coste de uso: su mantenimiento es un 30% más económico que el de un Berlingo equipado con motor diésel.

 

Al volante, el ë-Berlingo tiene una conducción realmente placentera que presenta tres modos de uso: Power, para obtener las prestaciones más deportivas y sacar todo el juego al motor y la batería; el Normal, que de forma automática hacer un uso intermedio dando prioridad al consumo energético pero con un buen rango de prestaciones; y el Eco, que optimiza la autonomía y prioriza la recarga en todo momento con las prestaciones más ajustadas. 

 

El ë-Berlingo se entrega con un cable de modo 2 de serie. En un enchufe convencional la carga completa requiere 15 horas, en un punto de recarga monofásico de 7,4 kW son 7,5 horas, en un punto de recarga trifásico son suficientes 5 horas, y en un punto de carga rápida de 100 kW recupera el 80 % de la autonomía en solo 30 minutos.

 

El modelo a la venta en Chile cuenta con radio con bluetooth y puerto USB, dos parlantes y dos tweeters, aire acondicionado, asiento del conductor con reglaje longitudinal e inclinación de respaldo, bandeja portaobjetos bajo el techo de la cabina, alzavidrios eléctricos, freno de estacionamiento eléctrico, llanta de 16” (215/65 R16) con embellecedor en el centro de rueda, neblineros delanteros, regulador/limitador de velocidad, espejos exteriores eléctricos y calefactados.

 

En materia de seguridad ofrece airbags delanteros para conductor y pasajero, frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS y EBD, control de estabilidad y sensor de retroceso, entre otros.

 

El precio del Citroën ë-Berlingo es de $32.990.000 más IVA. 

 

Datos técnicos:

  • Largo: 4.403 mm
  • Ancho: 1.848 mm
  • Alto: 1.796 mm
  • Dist. Ejes: 2.785 mm
  • Altura libre al piso: 145 mm
  • Número de plazas: 3
  • Número de puertas: 5
  • Peso: 1.665 kilos
  • Dimensiones zona de carga: 3,09 x 1,63 x 1,27 m
  • Volumen de carga: 3.800 litros
Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.