El nuevo C3 Aircross deslumbra con el programa Citroën Advance Comfort

La elección de un nuevo vehículo generalmente implica una serie de factores, como la configuración, el tipo de motor, el consumo y el valor de reventa. Pero el confort no siempre se considera primordial, aunque debería ser clave para que una relación pueda durar muchos años.  

 

Pensando en el bienestar del conductor y sus pasajeros como un elemento natural, Citroën desarrolló el programa Advanced Comfort® hace más de 100 años, con el propósito de perpetuar las innovaciones históricas que han contribuido a la reputación del confort que la marca ha construido a lo largo de su historia. Y todo esto nació en 1922 con el lanzamiento del Tipo C, época en que André Citroën ya pensaba que un automóvil debía ser fácil de conducir y ser cómodo para sus ocupantes.

 

El Citroën Advanced Comfort® es el resultado del espíritu pionero de la marca en innovar en conceptos de confort e incluye no solo asientos cómodos y una buena suspensión, sino también la ergonomía de los controles, la aerodinámica y los nuevos materiales, a través de cuatro objetivos: 

 

  • Proteger a sus ocupantes de perturbaciones externas, convirtiendo el vehículo en un «capullo»
  • Facilitar la vida a bordo mediante la presencia de portaobjetos y un diseño inteligente
  • Proporcionar tecnología intuitiva, asistencia útil en el día a día y continuidad digital entre los ocupantes y el automóvil
  • Garantizar tranquilidad y practicidad al conductor, organizando la información para mostrar solo aquellos realmente útiles. El resultado es un ambiente interior más relajante.

 

PENSANDO EN EL CONFORT DESDE… ¡SIEMPRE!

 

Desde sus inicios, Citroën ha establecido los estándares de la industria en términos de comodidad, predicando que la conducción agradable es sinónimo de conducción segura y relajada, y que el confort del pasajero es tan importante como el del conductor.  

 

En 1919, con la llegada del primer automóvil producido en serie en Europa, el Citroën Tipo A, la marca invirtió para ofrecer más comodidades, como un motor de arranque, asientos acolchados y faros eléctricos. El vehículo presentaba un revolucionario sistema de suspensión, basado en resortes invertidos elípticos que se ajustaron para actuar en conjunto entre sí, eliminando la necesidad de amortiguadores.

 

Con el lanzamiento del Citroën Type C en 1922, André Citroën buscó hacer que el automóvil fuera aún más cómodo. Pensó en todo, desde cómo acceder al vehículo más fácilmente hasta la suavidad de los asientos. El resultado fue que la reputación del confort de los automóviles Citroën fuera más allá de las fronteras de Francia.

 

Citroën fue el primer fabricante en Europa en montar sus motores sobre cojinetes de goma para reducir las vibraciones dentro de la cabina, creando así el concepto de «motor flotante». Los modelos C4, C6 y Rosalie pronto adoptaron este proceso y André Citroën, con todo su genio de marketing, decidió identificar los modelos con motores «flotantes» con la letra «C».

 

LA ICÓNICA SUSPENSIÓN HIDRONEUMÁTICA

 

A principios de la década de 1950, el Traction Avant 15H trajo la primera versión de un nuevo tipo de suspensión, la hidroneumática, cuya característica era proporcionar una sensación de «alfombra voladora» al absorber las fallas de la ruta o las calles por las que pasaba el vehículo.

 

La suspensión hidroneumática permitió crear la impresión de un «colchón de aire» sobre el que viaja el automóvil. Diseñado por Paul Magès, consistía en una bomba accionada por motor, que enviaba aceite mineral a alta presión a esferas llenas de gas inerte y soportes autonivelantes en cada rueda. Desprovisto de resortes, este sistema eliminaba la fricción de un metal contra el otro. El mismo sistema operaba los frenos, la dirección, los cambios de marcha e incluso permitía al conductor aumentar y disminuir la altura del vehículo en diferentes tipos de piso.

 

El sistema hidroneumático comenzó su apogeo con el refuerzo de la electrónica en la década de 1990. La suspensión ‘Hydractive II’ del Citroën XM proporcionó un confort de conducción controlado y electrónico. Luego, ya en el Xantia Activa, esta suspensión fue aclamada por haber eliminado por completo el balanceo y la inclinación del auto.

 

A mediados de la década del 2000, la suspensión Hydractive III+, disponible en el Citroën C5 y C6, consolidó aún más la reputación de Citroën de establecer nuevos estándares en términos de confort de conducción.

 

Como prueba de que una suspensión cómoda es una de las prioridades de Citroën hasta el día de hoy sin importar el tamaño y precio del vehículo, está en el Nuevo C3, cuya variante de la plataforma CMP ha permitido el desarrollo de una suspensión moderna capaz de ofrecer confort, seguridad y eficiencia gracias a los 18 cm de altura libre desde el suelo.

 

Y, por supuesto, la «alfombra voladora» de Citroën estará en los próximos lanzamientos de la marca, incluido el Nuevo C3 Aircross, que desde inicios de 2024 ofrecerá el confort tradicional de Citroën, pero ahora para siete ocupantes.

 

ASIENTOS Y ESPACIO INTERIOR CUIDADOSAMENTE PENSADOS

 

El lema de André Citroën era que un mayor confort era la clave del éxito. Los modelos más populares de la marca en la década de 1920 ya estaban equipados con un tipo de tapicería más suave y con una estructura diseñada para prevenir el dolor de espalda después de largos viajes.

 

El 2CV, por ejemplo, ya contaba en sus inicios con asientos cómodos y extraíbles. El CX Prestige fue el primer Citroën en ofrecer asientos tipo salón en la parte trasera, inspirándose en la configuración de los aviones de negocios, con la adición de reposapiés elevados para un confort óptimo, un concepto que continúa en los asientos suaves y cómodos presentes en todos los modelos de la marca.

 

El confort también es poder elegir lo que más necesitas a través de una versatilidad única en los modelos Citroën. En 1923, el Tipo B2 ofrecía a los clientes la posibilidad de elegir entre más asientos o más capacidad de equipaje, proporcionando así un espacio interior flexible y práctico. Esta innovación continuará con el nuevo SUV C3 Aircross, con la opción de dos asientos extraíbles en la tercera fila, entregando una versatilidad única en su segmento.

 

Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.